miércoles, 11 de agosto de 2010

EN EL PAIS DE LAS MARAVILLAS

ALUCINE Y ALUCINE...!

Luego de un par de meses sin escribir nada para el blog, quería retomar este espacio reflexionando acerca de mi última visita al Perú।



ALUCINAN QUE TIENEN TODO EL PODER…!

Un Perú en plena campaña política, con los mismos pésimos actores de siempre, un Perú que no acaba de sacudirse de los insoportables seudos – políticos oportunistas. En ese sentido, me deprime comprobar que nuestros políticos no se diferencian para nada de los políticos en muchos países centro - africanos. Lo más triste, es la miopía e ignorancia de muchos paisanos que continúan creyendo en las mismas mentiras y soportando la misma sinvergüencería de siempre. Tan grave es la situación que hasta Jaime Bayli, nuestro más controversial presentador de televisión, es considerado por muchos como el “héroe” que salvara al Perú de la elite corrupta y de la politiquería de callejón. Especie de Chapulín Colorado televisivo que con su chipote chillón, ira acabando con cada uno de sus viscosos enemigos. Creo que ante tanta cháchara, falto de elocuencia y sinceridad de los candidatos de siempre, la electrizante y deslenguada presencia de Jaime es buena en esta campaña.

LOS REGALOS DEL VIENTO

En plena fiesta electoral hace su aparición el nuevo ministerio de la Cultura. Esperado por los artistas y artesanos durante muchos años, por fin se hace realidad un ministerio específico del gobierno para los temas culturales. Un ministerio que ojala procure administrar y disponer leyes que beneficien a esos miles de hombres y mujeres, que trabajamos día a día en condiciones etéreas, sin normas específicas, sin un seguro social que cubra nuestras maltrechas humanidades. Un ministerio que reconozca y ayude a reconocer por fin, que ser artista o artesano, es un oficio como cualquier otro y que merece no solo reconocimientos de papel, sino también, una retribución económica, un seguro social que cubra nuestra salud y la de nuestros hijos, la exoneración de impuestos a los pequeños espectáculos culturales, la regulación de nuestros derechos para competir con los grandes shows que vienen del extranjero, la posibilidad de acceder a un fondo económico para las artes, donde la convocatoria alcance a todos por igual y no vaya como siempre, dirigido a los mismos grupos y a los artistas de la televisión. Mejor dicho; un fondo de las artes democrático y no exclusivo.

ENTRE APLAUSOS, GORRAS Y MONEDAS

Resulta por demás abrumador que la gente siga pensando que uno decide ser artista por hobby y como tal, solo vivimos del aplauso. Resulta ridículo que el talento artístico se mida en oportunidades por cuantas veces sale tu rostro en una televisión o cuantas telenovelas hiciste. Que la prensa que se consideraba seria este más pendiente de la frivolidad cotidiana o de la mala suerte de algún popular artista. Para la mayoría de esos otros artistas “invisibles” solo queda el aplauso y la palmada en el hombro. Pero el aplauso no puede ser nuestro único reconocimiento y las gracias, no puede ser nuestra única retribución.“cuentas cuentos, ay ven a mi casa y le cuentas alguna historia a mis hijos, luego te invito a comer pollito… Contador de historias, que bonito, ven a nuestra casa cultural que siempre llegan niños… no tenemos dinero eso sí, pero hazlo por amor al arte, nosotros luego te damos un certificado. Puedes venir a nuestro centro y luego pasamos la gorra… (¿?)”

Difícil ser artista en esas condiciones. Acaso cuando el artista va a la casa del panadero le dice: “Oiga, usted es panadero, ay déjeme unos cuantos panes para mis niños. Ah, usted es doctor, por favor, hágale una consulta a mi hijo que está enfermo, luego le dejo unas monedas en su maletín. Señor de los impuestos, hágame el favor, soy el artista, le cambio la deuda de mis impuestos por un poco de mi maquillaje, o si no, le cambio cuadros por sus tragos…”

Pienso, que para que todo eso cambie, necesitamos que todo los artistas estemos juntos, y esto incluye a los de la tele, y nos alejemos de una vez por todas, de las mezquindades, celos absurdos y competencias desleales। Basta ya de pensar que los peruanos somos enemigos de los éxitos de los otros peruanos, el día que estemos juntos y hagamos respetar nuestros derechos, empezaremos a vivir de nuestro arte y oficio con la mayor dignidad posible.

Lo bueno de esta visita, no es solo la feliz aparición del Ministerio de Cultura y la visita a los amigos y los familiares, sino también, la creciente actividad cultural en Lima. Exposiciones de arte por todos lados, espectáculos teatrales, de danza, de impro, conciertos de música,
etc.

Motiva pensar que el Perú va cambiando y que, aunque el proceso sea lento, va en camino de consolidar una amplia variedad de propuestas artísticas, creativas y originales.

ENTRE PALOS Y CUENTOS
Ahora en lo que respecta a la Narración Oral Escénica, de lo que he podido percatarme, en el breve tiempo que estuve por allí, es que en la actualidad han surgido una gran cantidad de nuevos narradores, con estilos más o menos definidos. Estilos moldeados en los diversos talleres que se han venido desarrollando en la ciudad de Lima. Cierto es que el asunto me lleva a razonar de manera contradictoria। Porque; por un lado, el hecho de que existan mas y mas artistas dedicados a la labor de la narración oral, es bueno para nuestra aun incipiente movida en la capital, pienso también, que algunos pecan de pisar el acelerador a fondo, atropellando a los que llevan la delantera, al más puro estilo de Schumacher en las últimas carreras de la fórmula uno, aun siendo muchos de ellos noveles practicantes del oficio oral, reclaman y buscan espacios al mismo nivel que los más antiguos y expertos narradores.

Pienso que en el arte, siendo lo mas subjetivo posible, todo depende de tu talento, de la calidad de tus propuestas, de la seriedad con que asumes el reto de pararte en un escenario con la mayor honestidad posible, de tu ingenio y originalidad al momento de plantear una propuesta pictórica, de tu búsqueda constante de un lenguaje musical, etc.
En el arte, lo que no se puede permitir es que el ejercicio grotesco, los bocetos, las prácticas y ensayos públicos sin ningún tipo de rigor, se conviertan mas en bombas de tiempo que en terrenos fértiles del que todos podamos después aprovechar sus frutos.

Mi buen amigo, Carles de la Rioja – España, me comentaba que debido a la aparición de jóvenes e improvisados narradores orales escénicos sin ningún tipo de seriedad en el oficio, se habían venido cerrando en España, lugares y espacios que tradicionalmente brindaban la oportunidad a narradores que se tomaban más en serio su trabajo.

TREN AL ORIENTE, AL CENTRO Y AL SUR


En fin, son muchas las impresiones que podría yo seguir comentando de mi última visita al Perú. Pero me quedo: con las buenas vibraciones adquiridas en los conciertos de “La Sarita” que como siempre me hacen bailar hasta el delirio, con el rock y la prosa seductoramente brutal de Rafo Ráez y los Paranoias, con la melancolía de la partida de Raúl Pereira y con el arrebato de las nuevas composiciones de Juan Luis y el renovado “El Polen”(Circunvalación es un súper hit), con la tesón y necedad de Cucha del Águila para seguir soñando, con mi breve encuentro con el maestro Roger Rumrrill que siempre es placidez de mi alma, con la charla de atardecer en una casona de Iquitos con Cesar Ching, con el re-encuentro inesperado de todos los amigos que ayudamos de alguna manera a soñar con la Restinga y la tarde de cuentos con ellos, con el entusiasmo de Christian Bendayan para con su hijo y con su breve pero fortalecedor paso por el INC de Iquitos, con ver ganar al CNI, con la madurez en la chamba de Tutano, con el rock comprometido y amazónicamente chonguero de los Chakruna de Iquitos,

con la buena voluntad de los chicos de Ukuentame y los amigos de Tarbol, con la alegría de Pol que encontró a su Yeni, con los niños de Belem compartiendo historias, con mis padres, hermanos y sobrinos en la playa de Lupuna a plena lluvia en Iquitos, con mis hijos, con Monica y buenos amigos en las cumbres de Macchu Picchu que no se llama Macchu Picchu sino Patallacta...

Muchas veces he pensado que lo mejor de viajar es el retorno a casa, luego de horas y días transitando por aeropuertos, rostros variables de policías de inmigración, de comidas de avión, etc. Lo que más apetece es estar en casa. Obviamente la satisfacción de los re-encuentros con los amigos y los familiares son un verdadero generador de combustible para continuar vivos en este mundo, de repente, es como si todo lo que uno hace desde lejos cobrase más sentido. De repente, somos consientes de que el distanciamiento y el desarraigo son el pan nuestro de cada día. De repente, tu fortaleza esta en un núcleo pequeño, cimentado en las columnas vertebrales de tus hijos y de tu esposa. Un núcleo fuerte pero también frágil.

Qué difícil es vivir en desarraigo y que alivio resulta tener una familia. Una casa perdida en un rincón del África.

1 comentario:

  1. cierto y mucho, escribiré mi opinion en mi blog, pero me gustaria compartir esto en el face, fijate en la nueva configuracion de blogger hay una opcion para poder publicar en el facebook diractamente, con un click estas cosas, ponle pes, para ke fluya mas fluido el flujo! saludos, Daniel otoya.

    ResponderEliminar