domingo, 5 de julio de 2009

APUNTES 2: MITOS Y LEYENDAS SEMEJANTES

El mundo fue creado de diferentes maneras, según los mitos y leyendas que existen alrededor de nuestro planeta. De alguna manera, los seres humanos hemos intentado dar una explicación a las cosas que nos rodean. Para lograr transmitir los mensajes que están en cada una de esas historias, se ha utilizado la voz y la palabra de los narradores orales a través de todos los tiempos, y la humanidad entera, ha aprendido a respetar esas historias y a considerar al narrador. Historias que se han ido contando desde siempre y que se continuaran contando por los tiempos que vendrán.

Muchos de los mitos y leyendas de creación en el mundo, aun en países y contextos diferentes, coinciden en su afán de explicar la relación de los seres humanos con el universo, con los fenómenos de la naturaleza y también, sobre nuestra intrincada vida social. En muchas de estas historias, los dioses son representados como elementos vitales que tienen una relación directa con las múltiples situaciones y acontecimientos que condicionan nuestra vida en la tierra. Estableciendo vínculos y relaciones entre lo real y lo imaginario, a veces de modo simple y en ocasiones, caóticas y difíciles de comprender. Muchas de las versiones originales de la mayoría de estos mitos, comparten un aparente “caos oral”, lo que ha permitido que se pueda ir cambiando e incorporando nuevos elementos, con cada nuevo narrador, en cada nueva sesión, en donde la historia tuviese presencia.

Otra característica compartida es la de relacionar dioses con naturaleza. En muchas culturas “dioses” son las montañas, los mares, el cielo, etc. Todo aquello que fuera imponente, que nos brindase una sensación de fuerza y de protección, aquello que fuera verdaderamente útil y beneficioso, que no tuviera una fácil explicación de ¿Por qué esta allí? Podía considerarse como “divino”. Estas semejanzas podrían tener su base razonable en un pensamiento común entre los hombres, quienes se plantean desde hace miles de años las mismas interrogantes, estén donde estén.

Leyendas y fabulas curiosamente similares.

Existen también muchas semejanzas entre las leyendas y fabulas, aunque cambian los contextos y nombres, algunos son fuertemente similares, lo que me lleva a considerar que existe un concepto de vida muy parecida para todos los seres humanos, en donde se relatan historias de ciertos personajes en circunstancias muy particulares. Voy a dar unos ejemplos, tomando como referencia personajes de leyendas de la amazonia.

El primero de ellos será El “Chullachaqui”. Existen diferentes versiones sobre su aspecto y figura। Algunos dicen que tiene los pies al revés y otros, que tiene una pata de cabra y la otra humana. Se dice también que es de pequeño tamaño, con habilidad de convertirse en un ser humano conocido y querido, su tarea es cuidar los bosques. Personajes parecidos al “Chulla chaqui” lo encontramos en muchos países alrededor del mundo.

- El Kurupí de los guaraníes. Lo describen como un ser de pequeño tamaño, de cuero escamoso, de orejas en punta y que tiene la particularidad de tener los pies hacia atrás.

- El Caipora de Brasil; en cuya leyenda se cuenta, que luego de una discusión, un hombre furioso torció con fuerza el cuerpo de su amigo y lo mato, pero dicen que el cuerpo desapareció y que desde entonces, los leñadores han visto por el bosque, un hombre desnudo que tiene los pies al revés.

- El Cipitio en el Salvador, era hijo de Zigueguet, la reina de la luna, que traiciono a su esposo y recibió la maldición del Dios Teolt. La maldición cayó sobre su hijo, quien nunca crecería y no seria hombre. Quedándose como un cipote, es decir siempre niño, siempre Cipit. Se caracteriza por ser chiquito y barrigón con un enorme sombrero en la cabeza y que tiene sus pies al revés.

- En Libia se habla de un pueblo donde todos tenían los pies al revés y con ocho dedos, se les llamaba los “Antípodas” del griego anti- "opuesto" y pous "pie".

- En la isla de Trinidad existe una leyenda que dice que los “Douen” son niños que no han sido bautizados y como castigo se les invierten los pies.

- El trauco de Chile, que tiene pequeño tamaño, es contrahecho, de piernas cortas y cuyos pies no tienen talón ni dedos, lo que le hace cojear y le obliga a usar un bastón, también puede convertirse en un hombre joven y apuesto.

- Siendo femeninos “Las Ciguapas” de Republica Dominicana y Cuba, se distinguen por sus pies al revés, son mujeres de tez morena, con cabellos largos que son su única ropa.

- Muy parecido a este personaje esta también “La Churel” de la India, aunque con los pies invertidos no tiene nada de protector y es considerado un monstruo que se alimenta de sangre.

- En la mitología griega y romana, existían “Pao y Fauno”, que eran personajes parecidos al Chulla chaqui, con sus particulares pies de Macho Cabrio, que tenían orejas en punta y de pequeño tamaño, estos personajes eran adorados como espíritus buenos del bosque, las llanuras y los campos.

Otro personaje amazónico como la “Runa mula”; se caracteriza por ser una mujer que fruto de una relación prohibida, es maldecida y tiene que sufrir una horrible transformación, convirtiéndose en una mula cada noche, existen versiones que dicen, que en realidad, es una mujer que monta una mula demoníaca y vaga por el bosque buscando victimas। En centro América se habla de una mujer que solo tiene el rostro como de una yegua y en otros lugares que en realidad, su cuerpo es mitad caballo y mitad mujer.

Esta versión tiene un gran referente que viene de la mitología griega y que nos habla de los Centauros, seres fabulosos que tenían cuerpo de caballo y busto de hombre. Sus orígenes tiene diferentes versiones, se les supone descendientes de Ixion y de la nube Nefela. Ixion y Nefela tuvieron un hijo que se llamó Centauro o cazador de toros; este Centauro se unió con las yeguas del valle de Pelión, en Tesalía, y así dio origen al pueblo de monstruos mitad hombres y mitad caballos. Curiosamente, no existe en la mitología griega ninguna versión que hable de la presencia de Centauros hembras.

Sin embargo; todo lo contrario sucede en otras culturas. Sin ir demasiado lejos, encontré coincidencias a la Runa mula con la “Nina mula” o “Mula infernal”, cuya leyenda esta presente por las Serranías de Lima, también esta la “Jarjacha”, sus historias se cuentan por el sur de Huancavelica, también existen versiones en Ayacucho y Arequipa. Curiosamente, no se trata de una mula, sino de una llama. Su nombre viene del “Jar Jar” que emiten las llamas, lo que sumado al “Jacha” que significa “sucio” en quechua, dan nombre a este particular monstruo. La transformación que sufren se le atribuye específicamente a una relación incestuosa.

"La Siguanaba ", tiene forma de mujer fantasma, de hermoso cuerpo y se presenta a los hombres que son infieles. Al mirarla de cerca tiene el rostro de una yegua.
Es un personaje común en la mitología de Guatemala y El Salvador. En Nicaragua y Costa Rica se le conoce como “La Cegua”. En México se le llama “La mujer cara de caballo”.



Los celtas tenían culto a Epona. Quien era venerada por su belleza, su velocidad y su bravura. Ella era considerada como la más grande de todas las deidades ecuestres.
La mitología irlandesa y galesa contienen muchos símbolos con el caballo: Macha, era una diosa irlandesa del caballo, y también la galesa Rhiannon, considerada diosa equina.

La pata sola de Colombia। La llaman de esta manera pues la leyenda dice que es el espíritu de una mujer infiel que vaga arrastrando una pierna y dando alaridos. Aunque no sufre transformación alguna en yegua o mula, si se relaciona con las anteriores pues su maldición surge de una relación prohibida.

Otra leyenda que posee múltiples versiones en muchos lugares, tiene que ver con unos puntos de luz que aparecen repentinamente. En mi libro “Siete misterios Amazónicos” esta presente una versión que yo titule “Ayañawi” y que relata la aparición de tres puntos de luz en un barrio de Iquitos, el cuento descrito esta basado en mi propia experiencia, pues tenia yo, diez años, cuando estas luces hicieron su aparición a unas cuantas cuadras de donde vivía. “Ayañawi” significa en quechua “ojo del muerto”. Curiosamente existen testimonios de la aparición de estas bolas luminosas en muchos lugares del planeta. En Cuba lo llaman “Luz de Yara” y la describen blanca con destellos deslumbrantes, otros roja. En todos los casos posee una luz muy brillante y que se reparte en tres pedazos que después se vuelven a juntar. En España lo llaman “Luz de miedo”; en los bosques de Filipinas, lo llaman “Binangunam”, los árabes la nombran “Es-sari” o “Ed-douli”. En Brasil, les dicen “Boitatá”; en el folclor argentino “El Farolito”.

En el mundo de lo paranormal este fenómeno es llamado ORBs. Bolas de luz que han sido fotografiadas, filmadas, y observadas a simple vista. (Discovery Channel hizo un reportaje sobre este fenómeno hace unos años atrás). Los diferentes testigos intentan explicarlas, diciendo que son apariciones de personas que fallecieron, otros dicen que son entidades extraterrestres en "proyección", o incluso ángeles.

Los científicos no se quedan atrás e intentan explicarlo, planteando la posibilidad de que se trate de un fenómeno natural pero no por ello menos inusual. Lo nombran “El Fuego de San Telmo”. Un fenómeno atmosférico que puede originar cierta confusión. Este fenómeno natural, extraño, es una bola de fuego que en ocasiones aparece cerca de la descarga de un rayo, pudiendo mantener su brillo, forma y tamaño durante unos segundos e incluso minutos. Lo describen como de color naranja, amarillo, blanco o rojo. Puede repartirse en trozos de luz hasta que desaparece. Su diámetro típico varía entre 10 y 30 cm.

FIN DE LA PRIMERA PARTE.

No hay comentarios.: