martes, 27 de abril de 2010

Paulina Chiziane

Hola amigos, en estos últimos días y con motivo de la Feria del Libro de Maputo, se me ocurrió la tarea de entrevistar a ciertos escritores mozambicanos. Un poco para dar a conocer a través del blog a los varios talentos de la literatura mozambicana, muchos de ellos consagrados en el universo literario Africano y Europeo. Una tarea fácil debido al buen carácter de la mayoría de ellos, según lo comentado por algunos amigos que ya los conocían y corroborado por mí, luego de un primer contacto con ellos.

Decidí empezar con Paulina Chiziane। Una contadora de historias que escribe y describe la importancia de la mujer en una sociedad como la mozambicana. En ocasiones reivindicativa, apasionada y tierna. Paulina Chiziane es la voz de las mujeres Mozambicanas.
- Soy un contador de historias de la Amazonía peruana, conoce usted de algún escritor peruano?

Tristemente no conozco, aunque tal vez haya leído alguno pero no recuerdo con certeza, tengo una gran pasión por la literatura de América del sur. Encuentro muy inteligente el modo de ver la vida y el mundo. Cada vez que leo un libro de un escritor de América latina, sea de argentina o México, siento que esta muy cerca de mi propio mundo, pero cuando digo que no sé, es porque no se, si leí algún un escritor peruano especifico, en realidad he leído mucha literatura de América latina que tal vez puedo haber leído algo, aunque son nombres que están muy distantes de mi mundo y no tengo memoria.

- Usted nació en Gaza y creció en los suburbios de Maputo. Pero a que edad fue que llego a la ciudad? Como fue su encontró con la ciudad?

Llegue a la ciudad a los siete u ocho años, el encuentro con la ciudad no fue bueno, porque yo sentí que en la ciudad perdí un espacio de libertad, ahora mismo, en los libros que escribo, tengo esta nostalgia por el campo, por la libertad, la pureza del aire, es algo de lo que siento mucha falta, mis libros siempre tienen una cosa ligada al área rural. Un acontecimiento que recuerdo y que nunca olvide, fue la primera vez que tenia que atravesar una carretera, fue un verdadero terror, porque veía los carros pasar a toda velocidad y tenia miedo de morir. Otra cosa eran los edificios, tenía miedo de los edificios, tenía la impresión de que iban a caer sobre mi cabeza, tenía miedo de la ciudad. Pero eso ya paso y ahora lo recuerdo como algo gracioso.

- De sus primeros años en Gaza, recuerda algo en particular que influenciara su obra.

Cosas muy vagas pero lo que más me marco, fueron las noches de luna y las historias alrededor de la hoguera.

- Como es que su militancia en el FRELIMO, el trabajo político, no impidió su desarrollo como escritora.


Bueno, yo no tuve una gran militancia, lo que pasó fue que en el momento que sucedió lo de la lucha por la liberación de Mozambique, yo estaba estudiando y leía muchos textos relacionados al movimiento de liberación. Pero no tuve una gran militancia.

- De las figuras intelectuales y políticas de la época de la revolución, alguno de ellos fue una inspiración especial para convertirse en escritora?

No, absolutamente no. También paso que conocí a las figuras de la revolución cuando tenía 17 o 18 años. Cuando la revolución gano forma yo comienzo a conocer a esas figuras pero ya tenia 17 años. Pero si hay algo que me marco fue esa fuerza y voluntad de vencer, eso si, y en el trabajo de escritura, sobre todo, siendo mujer y escribiendo, tuve que luchar para vencer, ahí me inspire en la fuerza de las mujeres combatientes y de los hombres también.

- Cual o cuales fueron los cuentos o las historias que la impresionaron e motivaron en su aventura literaria.

Si; claro, tengo historias de mi infancia, pero son tantas… que no podría contar todas, pero le puedo contar una que me marco hasta hoy, es la historia de una mujer que su marido emigro y ella encontró un amante y tuvo un hijo con este amante, entonces, el marido cuando regreso y encontró al niño, lo mato, y lo tiro a un río, pero dicen que las aguas de este río le devolvieron la vida a este niño. Es una historia que yo escuchaba mucho cuando era niña y tenía una canción bonita, es una historia que me persiguió hasta hoy.

- La figura del contador de historias orales en las aldeas de Mozambique es un papel exclusivo de hombres o también participan las mujeres?

Mira, contar historias (en Mozambique) es trabajo de mujeres, mientras que el hombre va tomando su vaso de cerveza, con sus amigos por ahí, la abuela y la madre se quedan con los niños, entreteniendo a los niños, contando historias.
En el contexto mozambicano quien cuenta historias, normalmente, es la mujer, algunas veces aparece algún hombre pero no es común.

- Existe la figura del “Griot” o las familias que dedican su vida a la narración de historias en Mozambique?
No es común, cada familia, cada comunidad, tiene su contador de historias,
Dentro de una aldea hay veces que se reúnen niños de diferentes lugares para encontrar a una abuela, a la semana siguiente se reúnen y van a la casa de otra abuela, son encuentros marcados en lugares fijos, son los niños que se desplazan de una aldea a otra. Aunque lo normal es contar historias solo dentro de la comunidad.

- La tradición oral en los diferentes pueblos de Mozambique sigue manteniéndose viva? continua a evolucionar? o esta comenzando a desaparecer?
Creo que esta desapareciendo, esta desapareciendo y no se esta haciendo mucho trabajo para preservarlos o mantenerlos o desarrollarlos. El trabajo de contar historias para nosotros es un trabajo marginal, porque hoy, las imágenes de televisión y el mundo escrito, luchan por eliminar la literatura oral. Por otro lado, la literatura oral, por ser realizada mayormente por mujeres, lleva el estigma de ser una literatura secundaria. Se necesita de compartir estos conocimientos, nosotros estamos aquí, porque tuvimos historias y tradición oral.

- Existe o es posible crear un estilo de escritura Mozambicana? La oralidad mozambicana puede ser modelo para ese fin?

Tal vez si, es cuestión de experimentar, de investigar, porque aun no hay una gran investigación en eso, lo que ha habido es un trabajo por preservar, los escritores salen y van a recoger las historias orales, lo transforman en libro, pero el libro no es accesible a todos. Aunque una cosa es el texto leído y otra cosa es la performance, la tradición oral. Son dos realidades diferentes. Transformar y trasladar un texto a libro ésta bien, pero es mejor cuando es recitado en vivo.


- Usted se define mas como contadora de historias que como escritora de novelas. Porque? Cual es la importancia de los cuentos en su desarrollo como escritora?
Para mí, la novela es algo que tiene una estructura propia y tiene un lenguaje propio. Entonces, yo no me siento bien escribiendo un texto así…, no me gusta. En mi lectura, puede ser un libro bonito, bien hecho, pero cuando se trata de comunicar algo, yo prefiero hacerlo, usando el lenguaje oral, mis libros son básicamente esto, frases muy cortas, diálogos muy directos, como si estuvieras alrededor de una hoguera. Entonces, no seria justo definir mi trabajo como novela, hay gente que lo llama novela pero yo pienso que no es así.

- Muchos la definen como una escritora feminista, pero leyendo sus libros, personalmente, me doy cuenta que más que feminista sus libros son femeninos. Que me puede decir sobre eso.

Exactamente, eso es lo que yo digo. La pregunta que yo le hago a la gente que me llama feminista, es lo siguiente: En Mozambique cuando una mujer escribe algo sobre mujeres la llaman feminista pero cuando el hombre escribe cosas de hombres no lo llaman machista, entonces, porque la necesidad de crear un rotulo para alguien. Yo no quiero aceptar ese rotulo. Yo escribo las cosas como mujer que soy, lejos de mi están esas ideas, no me siento bien cuando me llaman feminista, porque solamente escribo cosas de mujeres porque soy mujer. Porque mi mundo es ese universo.

- El nivel de lectura de los habitantes de Mozambique es bajo. Una de las razones es el precio de los libros. Existe una manera de cambiar eso?

No es fácil, pero el problema no solo es el precio del libro. Un problema es el analfabetismo, otro es la circulación del libro, y otro es el precio del libro. Pienso que el estado podría hacer algo más para subsidiar el precio del libro, de modo que el precio este más bajo. Pero el libro puede estar a precio bajo, mientras que no circule, el problema no va a desaparecer. Los habitantes de la ciudad serán más cercanos al libro, y serán beneficiados en detrimento de otros lugares del país.
En este momento tenemos librerías aquí en Maputo, tenemos en Beira y en Nampula. El resto del país no tiene librerías. Tenemos once provincias, la librería en Nampula es pequeña, muy pequeña y los libros están carisimos. Entonces hay varias cosas que deben cambiar.

- Que escritores nuevos o que libros no muy conocidos de Mozambique me recomienda leer?
Varios. En este momento los libros de Mia Couto son buenos, Mia es una persona que ya edita casi un universo entero, pero por ejemplo, a mi me gusta mucho Ungulani Ba Ka Khosa, uno de los mas extraordinarios escritores que tenemos, hay tantos otros nombres, pero para mi Ungulani es de los buenos además de Mia, además de ser conocidos fuera de Mozambique. Otro que puedo nombrar es Suleiman Cassamo, que tiene dos libros, o cuatro, el escribe cuentos mas pequeños y me gusta mucho.

- Que escritores africanos, encuentra usted interesantes de leer?

Mira, el problema africano es muy serio, los libros dentro del continente casi no circulan, primero por el problema de traducción y segundo por problema de circulación.
Conocí muchos escritores africanos que me inspiraron hace tiempo, uno de ellos es un escritor Sudafricano Alex La Guma, leí mucho Ngugi wa Thiongo de Kenia, leí mucho a Wole Soyinka de Nigeria que fue un Nóbel, pero eso fue en los años setenta, ahora casi no se conoce. Tuve la oportunidad de estar en una conferencia organizada por la British Council, una conferencia formidable, donde pude conocer algunos grandes autores de la actualidad, pero no circula nada por aquí, infelizmente.

- Algún nuevo proyecto en camino?
Claro que debe haber, pero no me gusta decirlo, prefiero cuando el trabajo esta listo. No puedo decir nada de un trabajo que no esta terminado, porque puede ser que luego no vaya a terminarlo. Básicamente eso.



Nacida en Manjacaze, provincia de Gaza, estudió en la Universidad Eduardo Mondlane. Inició su actividad literaria en 1984 con cuentos publicados en la prensa mozambiqueña.

OBRAS:

- Balada de Amor ao Vento, de 1990.
- Ventos do Apocalipse, de 1996.
- O Sétimo Juramento, 2000.
- Niketche: Uma História de Poligamia, de 2002.

1 comentario:

  1. Hola. Me ha gustado mucho la entrevista a esta escritora tan maravillosa. Estoy estudiando su literatura en profundidad y esta entrevista me ayudará, muchas gracias. ¿Cómo conseguiste contactar con ella? Enhorabuena por el blog. Saludos

    Noemí

    ResponderEliminar