lunes, 25 de junio de 2007

Camerun: Sonrisas blancas en pieles oscuras

Han sido tan inesperados aunque inconcientemente deseados, todos los caminos por los que me ha tocado transitar en mi vida; países, ciudades, pueblos, barrios, etc.; tantos lugares..., tanta gente a los que he ido conociendo y aprendiendo a conocer. Tantas cosas por agradecer a la vida. Ahora estoy lejos de mi tierra, de mi país, de mi continente... ahora me toca aprender a descubrir una nueva ciudad y esta es Yaundé, la calida capital de Camerún, uno de los pocos países estables de este sufrido continente africano. Camerún se encuentra situado en el golfo de Guinea y limita con Nigeria, Gabón, Guinea Ecuatorial, República Centroafricana y Chad.

Todo lo que sabia yo de África y mas aun de Camerún, era a través de los cuentos, de las viejas películas de Tarzan (obviamente las de Jonny Weismuller) y también de algún recuerdo de infancia sobre un partido de fútbol entre nuestras selecciones.
Aunque volvería a tener una cercanía con Camerún al conocer a Boniface Ofogo; un gran amigo y colega narrador, recuerdo que lo vi por primera vez al tomar un avión en Bogota para ir hacia Medellín; donde iniciaríamos una gira de presentaciones junto a otros colegas de diferentes países.
La verdad es que cuando lo vi, no pensé en alguien que venia de África; para mi era como tener al lado a un colombiano barranquillero o cartagenero, pero grande fue mi sorpresa al salir del aeropuerto de Medellín y encontrarlo en el mismo auto en que los organizadores del Festival “Viva palabra” habían venido a buscarnos. África y Camerún entero podrían caber en el tamaño de este excepcional colega y amigo.
Cuando finalmente, Monica mi esposa; acepto la misión de tra
bajo que Médicos Sin Fronteras le encomendaba en este país, le escribí un correo a Boniface para contarle y de pasito recibir algunas recomendaciones a las que atendió amablemente.

África es un gran continente y a pesar de todas sus desgracias es capaz de reír, de bailar, de disfrutar... un continente lleno de color, de variados ritmos, de sonidos con percusión, de sonrisas blancas en pieles oscuras, de belleza distinta y espectacular.
Es curioso, pero los Camerunense recuerdan muy bien Sur América y sobre todo a Colombia, por un famoso partido de fútbol y sonríen al recordar las locuras del gran portero colombiano Rene Higuita.
Existen momentos en que me detengo y pienso: esto es chincha o el corazón de la victoria en Perú o es Barranquilla, tal vez Cartagena en Colombia y recuerdo entonces que mucha de nuestra gente desciende de esta gente; que parecidos que somos, no existen las diferencias.
Recuerdo que acabábamos de llegar a esta ciudad y en el trayecto del aeropuerto a lo que seria nuestra nueva casa, mi hijo de cinco años Camilo, iba mirando el paisaje y la nueva ciudad por la ventana del auto y luego de reflexionar por un momento dijo: “papi esto es igual a Iquitos en el amazonas”, fue tan inocente su reflexión pero a la vez tan profunda y me alegro saber que en su mente no existia la diferencia de piel y mucho menos de raza.
Dicen que Fernando Poo; uno de los primeros europeos en llegar a tierras Áfricanas en el año 1472, iba navegando por las costas de este país, cuando se quedo asombrado por el gran número de camarones que estaban en el río Wuri. Fue así que este hombre bautizó el lugar como el “río dos camaroes”, es decir, "el río de los camarones"; y a partir de ese momento todo el país recibió el nombre de Cameroun en francés y Cameroon en inglés.
Camerún fue colonizado en 1884 primero por los alemanes y cuando perdieron en la primera guerra mundial de 1916, el país fue tomado por Francia e Inglaterra, hasta que en 1960, los Camerunenses obtuvieron su independencia y adoptaron el francés y el inglés como lenguas oficiales. En Camerún conviven más de 250 lenguas autóctonas, algunas de ellas son el bassa, duala, ewondo, bulu, etc. Cinco son los ríos principales de Camerún: el Sanaga, el Nyong, el Wouri, el Benue y el Chari. Son diez las provincias principales, en dos de ellas se habla el ingles.
La capital es Yaundé y se encuentra a unos 700 metros sobre el nivel del mar; Yaundé es una ciudad grande, colorida, llena de comercios en casi todas sus calles, de edificios que se levantan y otros que pasan al olvido, frondosos árboles que acompañan sus calles, una mezcla de olores en el aire: cabras, pollos y peces asándose, hay música por todo lugar.
La siguiente ciudad importante es Douala, esta ciudad se encuentra a nivel del mar, y es allí donde se encuentra el puerto principal del país y esta ubicado en la costa atlántica africana; una ciudad bastante calurosa y con un ritmo de vida diferente al de Yaundé, con una actividad artística y cultural mas constante y relevante. Cerca de Douala están las hermosas playas de Kribi y Limbe. Otras ciudades importantes son Garoua, Maroua, Ngaoundere, Bertoua y Bamenda, este ultimo es el lugar donde esta ubicada la zona anglófona del país.
Muchas personas coinciden en decir que Camerún es una mini - África; no solo por su variedad cultural que es enorme, sino por su variedad de paisajes que van desde la sabana desertica del norte hasta la selva mas espesa del este, pasando por las paradisiacas playas de Kribi y la alta montaña volcanica de 4000 metros. todo esto convierte a Camerun es un pais realmente unico, pues aqui se reúnen muchas de las culturas aborígenes africanas y es el centro de dispersión de los pueblos bantúes; actualmente son cerca de 230 etnias, ubicadas en todo el país y organizadas en cinco grupos importantes:
- Los bantú que incluyen a los beti, bassa, duala, yambassa, maka, kaka, bakweri, bali, etc.
- Los semibantú que incluyen a los bemileké, bamun, tikar, bali, etc.
- Los sudaneses en la provincia de Adamaoua y que incluyen a los mundang, tupuri, kotoko, kapsiki, mandara, etc. al lado de ellos están los peulh.
- Los árabes choa, asentados en la cuenca del lago Chad.
- La población pigmea que comprende a los baka, los bakola, los bagieli y bedzam de la llanura de Tikar.
Los camerunenses son gente amable y se toman muchas cosas con calma, el transito en la ciudad capital es un tanto difícil, pues no existen muchas vías principales y se agrava mas aun por la proliferación de autos y por la poca consideración de las autoridades para solucionar este problema.
El Presidente Camerunés es Paúl Biya un abogado que fuera primer ministro del ex presidente Ahidjo y quien lleva mas de 20 años en el poder.
Camerún tiene muchas cosas que ofrecer: comidas variadas sobre todo a base de pescados, mariscos y otros animales que incluyen: serpientes, cocodrilos, iguanas y en ocasiones gatos.

Camerún cuenta con diversos y hermosos parques naturales, playas espectaculares, buena música, buen fútbol (las camisetas con el rostro de Samuel E’too acompañan casi todas las rutas de Yaundé), leyendas y mitos fascinantes, etc.
Mención aparte merece el Parque Nacional Mefou, http://www.cwaf.org/index.html, una gran extensión de terreno destinado a la protección de gorilas y chimpancés; Un lugar mágico en donde se hace posible que estos animales en peligro de extinción, tengan un refugio seguro ante la caza indiscriminada y el trafico.
En fin; hay muchas cosas mas que contar de Camerún y de África, pero por el momento quería compartir parte de lo vivido en este lugar. Finalizo por ahora convencido de no haber equivocado el camino y puedo decir que no me arrepiento ni un solo instante de haber optado por mi vida de artista; sea cual fuera las facetas en las que me he desenvuelto, me han hecho transitar por diversos caminos, de donde he sacado grandes aprendizajes, en muchos casos agradesco a mi familia, a mis hijos y esposa; pues son parte de mi fortaleza y una constante inspiracion.
Hoy puedo asegurar que no cambiaria mi vida por la de nadie y puedo afirmar que no le envidio la vida a nadie. Desde aquí y a la distancia, un abrazo y un saludo a los amigos -los verdaderos- que estan cerca aunque yo este lejos, aquellos que siempre tienen una palabra de aliento cuando se necesita, a todos ellos…
¡Millones de gracias!
* Las fotografias son diferentes vistas de Yaounde, Kribi, Parque Mefou y un plato de serpiente. Una gentileza de Margot Contreras y Vicente Mata.

5 comentarios:

  1. luz.ghisays@gmail.com26 de junio de 2007, 21:12

    Hola Rafo, como siempre, un placer leerte. Muchas gracias por el relato sobre Camerun, me encanta saber de la vida de ustedes y de todo lo nuevo que estan experimentando. Ojala algun dia tenga el placer de conocer Africa, o al menos Camerun que la representa tan bien.
    Un abrazo enorme para ti, para Monica y para los ninos y quedo a la espera de nuevos relatos.

    Luz Helena Ghisays

    ResponderEliminar
  2. Precioso, Rafo...
    Tu, como siempre, uniendo culturas, globalizando bien, en el hermoso sentido de la palabra ( que todos somos globícolas que esperamos que nadie nos pinche el globo). En cambio, que muchos lo decoren y hermoseen, como tu y los tuyos!!

    Un graaaan abrazo eurolatinoamericano, desde etstas selvas de cemento hasta esas selvas de vida!!

    Sergio Dantí

    ResponderEliminar
  3. marcela29j@yahoo.es27 de junio de 2007, 07:04

    Hola Rafo, gracias por contarnos sobre Camerún, país del cual, como tú dices, en el Perú sabemos muy poco. ¿O será que pensamos que tiene que ser diferente porque es otro país y otro continente? ¿No serán más las cosas comunes que las diferentes? Me surgen estas preguntas después de leer tu relato.
    Un saludo para ti y para tu familia.

    Marcela Mendoza

    ResponderEliminar
  4. Gracias por permitirme viajar a través de tu palabra escrita.
    Te seguiré leyendo desde Cartagena de Indias.
    Una abrazo gigante.

    Ruth Esparza

    ResponderEliminar
  5. Patricia La RosaQuevedo1 de julio de 2007, 01:12

    gracias por compartir y por recordarnos que la magia de contar cuentos tiene su esencia en la vida,en los caminos, en la eternidad de las culturas, mezcladas...me alegra mucho saber de tí,tus andanzas,que andas `por éste mundo en familia. Un abrazo y qué bueno verte!!

    ResponderEliminar